domingo, enero 27, 2008

Tipos de estudiantes

REFLEXIÒN PEDAGÒGICA ENERO DE 2008

TIPOS DE ESTUDIANTES DESDE UNA PERPECTIVA ÈTICA
Palabras clave: evaluación educativa, tipos de estudiante,

Caracterización sociopsicodisciplinaria neurocomprensional desde una perspectiva éticoaxiológica con énfasis volitivo praxeológico compartamental de los indicios tangibles paracognoscitivos del desempeño de los niños y las niñas, jóvenes y jovenas en educación básica (con un poquito de neuro pisco choco asertividad afectiva) prediagnosticando el futuro perfil ocupacional del estudiante.

INTRODUCCIÒN
Generalmente la capacitación a docentes se hace desde el ideal de profesores que debemos ser, desde el modelo educativo que queremos, mas humano, menos memorístico por ejemplo. Nos entrenamos en enfoques pedagógicos que pongan al estudiante en el centro del proceso; pero seguimos considerando que la educación es responsabilidad de adultos profesores, con la ayuda de la familia y empezamos a considerar al estudiante como una realidad dada, inmutable, impoluta.

¿Por qué no planteamos la capacitación docente desde la perspectiva del estudiante? Pues porque no consideramos su voz – su ser, seguimos considerando al estudiante como el ser necesitado de las respuestas que nosotros sí tenemos, entonces no iniciamos por conocerlo, sino por plantear los contenidos y la forma se suministrárselo a nuestro juicio.

Para contrarrestar ese defecto profesoril, me propongo iniciar una indagación sobre las caracterìsticas de nuestros estudiantes, no solo los actuales, sino los que yo conocí en mi tiempo de estudiante; para intentar comprobar mi hipótesis:

La evaluación educativa no se enfoca en la aprehensión de saberes, ni el conocimiento, ni el aprendizaje; pues se le califican las evidencias que supuestamente reflejan el aprendizaje, es decir, el cumplimiento en la entrega de tareas y trabajos. Al evaluar el cumplimiento o incumplimiento se le pone una valoración a la dimensión ética del estudiante, no a la dimensión cognitiva. Y esto nos deja en un terreno muy blando sobre la evaluación educativa.

A continuación los cuatro tipos de estudiantes que he podido identificar:

TIPO 1: LA NOVIA FEA
“mas cumplido que novia fea” dice mi abuelo para referirse a los que las psicólogas llamarían un “psicorígido con la puntualidad” un “autoexigente”. A propósito, ¿existen psicólogos, es decir, hombres que ejerzan la psicología?, siempre a uno lo remiten a la psicóloga, nunca a un psicólogo, en cambio a los hombres los hombres les va mejor en el campo de la para-psicología, pero eso es harina de otro costal. Cuando yo era estudiante de colegio, las psicólogas eran como unas brujas de cuento, con uñas largas y puntiagudas, encerradas en una guarida donde lo remitían a uno por cansón. Yo me imaginaba una mesa de torturas con choques eléctricos y medicamentos… ahora mi visión de la psicología ha cambiado bastante y bueno el casting de las psicólogas también, yo se por qué se los digo.

Pero volvamos al estudiante del tipo “novia fea”. Es el estudiante que cuando el profe entra al salón, dice:

- Profe: ¿va a revisar la tarea?
- Profe: califíqueme.
- Profe si mira. A ellos sí les calificó y a mi no.

Por estas actitudes de cumplimiento, desde niño entra en la fauna social marcado como “el sapo”, el regalado, el lambón. En otros sectores es simplemente el nerd. Y por ser el mas responsable, el mas cumplidor, siempre hace realidad es siguiente adagio: “Jamás te burles del nerd de tu salón, en el futuro será tu jefe”.

TIPO 2: EL COLOMBIANO
El estudiante tipo colombiano, es el que saca lo mejor de esas características que nos hacen verdaderamente colombianos:
El colombiano es creativo: inventa cuanta excusa necesite para siempre quedar bien.
El colombiano es legal: Siempre buscan que la norma no les corresponda. Siempre la línea de la ley les llega a un centímetro y quedan por fuera. “No profe, ese trabajo era para el otro curso”, “pero ese tarea no está escrita en la agenda, no la puede evaluar”.
Y lo mejor de todo, el colombiano es amnésico: nunca se acuerda de lo que le corresponde hacer.
“¿El trabajo era para hoy profe?”, “no profe, pero no nos había dicho nada”.

TIPO 3: EL MUTIS MUTANDO
Este estudiante no presenta trabajos pero ni siquiera se inventa una excusa, simplemente calla y otorga:
- Rengifo, ¿Por qué no presentó el trabajo?
- (silencio)
- Rengifo, ¿Tiene alguna dificultad?
- (silencio)
- Rengifo, ¿Hacemos la anotación y citamos de una vez a su mamá?
- (silencio)

Y Rengifo no contesta nada, ni se inmuta.
Este tipo de estudiantes son muy importantes para el futuro estadístico del país, pues son ellos quienes llenan porcentualmente la importante variable estadística de No sabe / no responde.

TIPO 4: EL KARATECA
Aunque parezca extraño, el karateca podría ser un subtipo de estudiante colombiano.
- Meléndez, su tarea.
- ¡Ya!, profe, ¡Ya! Se lo entrego.
- Meléndez, los materiales.
- ¡Ya!, ¡Ya!, profe, ya se los muestro.

Lo mas increíble de este grupo de estudiantes es que así se dice que los ninjas tenían el poder de hacerse invisibles; el estudiante karateca tiene un extraña noción sobre la elasticidad del tiempo.
Un trabajo para el lunes puede ser presentado en la tutoría del jueves. “Ahorita a las 3 y 15 se lo presento profe”, “mañana a primera hora se lo presento profe”, “es que estábamos en la Bogotá, llegamos anoche y no alcancé a imprimir el trabajo, mañana se lo presento profe”.

Como vemos cada día nos parecemos más a nuestros estudiantes. Porque como dice mi abuelo: “una cosa piensa el burro y otra el que lo está enjalmando”, pero en este aforismo; Quién es el profesor ¿el burro o el que está enjalmando?

Mi abuelo dice tantas cosas sabias... Por ejemplo frente a esa sonrisa hipócrita de mesero de Mc Donalds o del barrendero de Disney worl que a veces cogen los profesores; recuerdo su célebre aforismo “mas formal que un estafador”.

Y tantas otras cosas que les quisiera contar, pero se me acabó el tiempo.
Muchas gracias.


(Pd: presentè este texto como reflexiòn pedagògica en la capacitan docente de enero de 2008 y se provocaron algunas sonrisas).
Publicar un comentario