miércoles, octubre 13, 2010

Este es mi post 501


Llegamos a los 500 post

Era mayo del 2006 y la tristeza de la vida real me llevó a armarme una vida virtual, desde ese tiempo este blog se convirtió en mi alter ego digital. En una temporada fue mi diario de adolescente,  mi Gran Hermano para exponer mi intimidad y después se convirtió en la tribuna para expresar mi inconformismo y especialmente en mi archivador de ideas,  será por eso que lo cuido y le profeso un especial cariño.

Muchas cosas reales saltaron a la virtualidad y viceversa,  realmente no puedo imaginar mi vida de los últimos años sin este blog,  porque la interacción entre textos publicados y vida real ha llegado a los límites del realismo mágico. 

Mediante este blog he conocido gente muy interesante y también he expulsado a muchos de mi vida.  Por respeto a la intimidad ajena me privé de publicar ideas y  fotos,  para no comprometer a otras personas y por eso este blogcito es una especie de altar a la egolatría.  Pero discúlpenme por favor,  este lugar me permite pensar en voz alta para no enloquecer.

Posiblemente la anécdota mas curiosa de este blog fue la publicación de cierta foto de una antigua amiga del colegio,  que por azar de dios google me encontró y unos meses después me palanqueó para salir de Bogotá y venir a vivir a Villavicencio.  Acá conocí a Carolina,  me enamoré y me casé hace casi tres años y suelo reivindicar ese hecho histórico como una de las consecuencias no calculadas de este blog.  (Lo que demuestra lo peligroso que puede ser blogspot,  mucho cuidado).

El blog ha sido toda una escuela multimedial,  he aprendido a administrar información en diversos formatos e incorporé estos conocimientos a mi trabajo pedagógico y empresarial,  en ese sentido,  el ocio que mi esposa critica por las horas que me la paso en la blogósfera,  para mí han sido bastante rentables.

He probado diversas herramientas para subir fotos,  videos,  para rediseñar el blog,  incluso aprendí algo de HTML,  pero la verdad es que la parte técnica de esto es cada día más fácil y la calidad del blog está en los contenidos.  También abrí blogs con temas específicos que pueden encontrar en la barra lateral,  pero intento que toda mi producción virtual esté enlazada a este blog que es,  como lo dicen en creativoscolombianos,  mi casa en internet.

Dentro de los 500 artículos publicados hay mucha basura de diario personal,  pero también hay uno que otro buen apunte sobre pedagogía,  filosofía,  política, cuentos, poemas y hasta críticas de cine y televisión. 

En suma,  me autocelebro los primeros 500 posts  e invito a la “inmensa minoría” de lectores a que continúen disfrutando ¡horas de entretenimiento totalmente gratis!.
Publicar un comentario