martes, octubre 16, 2012

Blu Radio: una nueva emisora para decir lo mismo

Hace unas semanas el grupo económico de Caracol lanzó  la emisora Blu radio con transmisión en FM y en internet.  Con el mismo esquema de la casa editorial El Tiempo se leen como una bolsa de contenidos de comidas rápidas,  es decir,  una serie de contendios  que se replican en TV,  radio,  internet e impresos  con un sistema industrial de produción en serie donde la calidad es lo de menos,  lo importante es llenar de contenidos sus canales.

Como aderezo,  ponen a debatir a los opinólogos columnistas del el Espectador,  en una gritería donde no se sabe si es Sweet o El lavadero.  Los opinólogos son tan recalcitrantes en sus extremos que ni siquiera tiene que exponer sus argumentos,  simplemente esgrimen sus emociones ideologizadas con retóricas inamovibles,  que parecen libreteadas para generar raiting.



Si a un opinólogo le parece bien que un equipo de fútbol renuncie a sus estrellas por financiación del narcotráfico,  a otro le parece un gesto sospechoso para quedar bien en el extranjero,  si a uno le parece que la reducción de las muertes en Bogotá son consecuencia de las acciones de la alcaldía,  al otro le parece que las acciones de la alcaldía no se relacionan con la disminución de las muertes...  y así sucesivamente  el bebate es artificiosos porque su único interes es el raiting y no la comprensión de la realidad.

La manera de inventarse la noticia es exclusivamente mediante la entrevista,  ellos dicen que eso es democrático y que la "verdad siempre tiene dos caras"  pero ahí radica su mentira,  la verdad tiene muchas más que dos caras y por eso cada mañana entrevistan a los mismos invitados:  el vicepresidente,  el presidente del senado,  el minsitro, el gerente de tal...  es decir,  la gente "que hace noticia".

Se gastan la mañana en la gritería de los extremos libreteados y la tarde en la caricatura de la caricatura,  en un programa que es una mala caricatura de La Luciérnaga,  donde "el análisis de la realidad nacional",  "la caricatura de la realidad"  se limita a una sarta de chistes monotemática y predecibles:  Tiembla mas que Mockus,  un anillo para Vargas Lleras,  la pierna de Navarro Wolf, mas negra que Piedad Córdoba,  es decir,  la tarde es una versión de los peores programas de chistes de olímpica estéreo pero con un apariencia política.

El sábado hacen un probrama llamado Blu jean,   donde una gente bogotanísima habla de lo que ellos dicen que es el entretenimiento.  Una señora habla de de los costeños y los generaliza como promiscuos porque ella tien una amiga con esposo costeño y no contenta con eso,  dice que los pastusos se han tenido que acostumbrar a los chistes sobre pastusos y que los toman con gracia,  básicamente la señora bogotanísima de los sábados no sabe que el humor pastuso se lo inventaron los pastusos para reirse de sí mismos por eso es tan tierno y sagaz.  Pero eso no importa,  la señora bogotanísmia pontifica   en ese micrófono sobre la cultura del país sin moverse de se su cabina.  Ella habla y habla impunemente como toda la emisora.

El esquema de la mañana es inventarse la noticia del día con los entrevistados de siempre y despues alegar a favor y en contra y aderezar el paquete con  la opinión de algún otro experto que tiene que opinar así sean estupideces,  por ejemplo:  La "noticia" es que al locutor no le parece que el exfiscal ejerza como abogado litigante porque fue superior jerárquico de los actuales fiscales,  entonces el opinador concluye que "es hora de pensar en la pensión vitalicia para el fiscal general,  para que así un exfiscal general no tenga que litigar"...  entonce que opinión tan poco pensada,  pues ¿cuánto ha tenido que avanzar la democracia para desmontar los régimenes especiales de pensiones?,  pero eso no importa en esta emisora donde lo importante es opinar y opinar y ojalá sin pensar.

Y al atardecer los chistecitos de buseta revueltos con nombres de políticos se vuelven un esquema insoportable,  no solo por su bajo nivel crítico y por su cerrada amplitud democrática,  sino porque está hecha para un perfil de oyente que ve noticias Caracol,  se divierte con los Reencauchados, se informa en la radio blu,  sabe los goles de los equipos,  los participantes de los realitys y se indigna cada semana con el caso que Caracol quiera convertir en indignación nacional.

Entonces,  por reducir la información a la opinadera y por cerrar el panorama informativo a la agenda comercial del mismo grupo económico,  me propongo no escuchar esta nueva emisora de viejos contenidos,  esta "nuva alternativa"  para decir lo mismo.
Publicar un comentario