miércoles, enero 23, 2013

Miamicencio 10: Normas de tránsito en Miamicencio



En Miamicencio hay un código de tránsito no escrito pero fielmente seguido por los conductores miamicenses y cualquiera que quiera sobrevivir manejando en sus calles.  Es un código de tránsito sencillo,  peligroso pero eficiente que se regula por los siguientes principios:

Primero: El tránsito vehicular  es una analogía del tránsito de ganado.  Una recua es una recua sea de carros o de vacas.  Es la única ciudad del mundo que privilegia al conductor sobre el peatón.

Segundo: Aunque no pague a tiempo sus impuestos,  la calle es de propiedad privada del conductor.  La calle está al servicio del chofer tanto para llegar rápidamente a su destino como para parquear donde lo requiera. 

Tercero: El uso de las direccionales está prohibido  ¿acaso alguien vio una mula o una yegua anunciando en qué dirección va a girar?.


Cuarto: Es obligatorio pitar cuando el semáforo pasa a amarillo,  si pasa a rojo debe pitar insistentemente,  en caso de retraso puede gritar por la ventana y en el mejor de los casos sacar la pistola para motivar el avance de los carros.

Quinto: Los motociclistas no están obligados a cumplir ninguna otra norma que llegar a tiempo a su destino sin importar giros prohibidos,  semáforos o carriles.

Sexto: Los taxistas también están exentos del cumplimiento de cualquier norma de tránsito y no deben disponer de monedas,  así pueden redondear el valor de la carrera.

Séptimo: la alcaldía se compromete a no hacer mantenimiento de la vías,  pues las averías de los carros por los huecos,  generan más empleos en la industria automotriz.

Octavo: La única norma universal del transito miamicence es: la calle es del que primero la toma.
Publicar un comentario