miércoles, mayo 23, 2007

LA 33

Foto: Publicidad en la Feria de Cali. Diciembre de 2006


En mi perfil digo que entre mi música favorita está La 33 pues me ha acompañado en momentos críticos y hermosos de estos últimos años. Carretaca es un fan de La 33, mas allá de la Pantera Mambo; al fin y al cabo compartimos hermandad con mi ahijado Cipriano Rojas “Ciro”, hermano de toda mi adolescencia, de las luchas por la cultura popular, cofundador de Carretaca quien decidió partir para abrirse camino en el mundo con la música… y varios años después regresó a dirigirnos el montaje de “Zapatico cochinito”… ese ejemplo demuestra lo variable, lo caótico y lo constructivo de nuestro proyecto, que privilegia al ser humano por encima de los formalismos… si Carretaca ha servido para que alguien se haga preguntas y decida hacer una vida mejor, pues ha valido la pena acumular nueve años de esfuerzos, lágrimas y risas.

Con La 33 realizamos eventos sin comparación. Cómo olvidar el concierto del 23 de junio de 2004 en el parque Dalias como cierre del mítico Cuarto Carnaval de Puente Aranda, cómo olvidar el concierto en el centro comercial Ciudad Tunal del proyecto Convidarte 2005, o en el parque El Renacimiento en el VIII Festival Artes en los Mártires en Bogotá.

Foto: Cipriano Rojas (congas), Sergio y Malpelo. Villavicencio, Meta. Abril 21 de 2007

La 33 también me ha acompañado muy íntimamente en la historia de mis últimos años… recuerdo por ejemplo mis intentos de reconciliación en Quiebra-canto Bar, el lanzamiento de su primer CD, el concierto del Festival Iberoamericano de Teatro 2006, cada vez acompañado por unos ojos diferentes, sufriendo con la salsa los últimos tumbos de mi vida…

Pero la última “gira nacional” con La 33 sí que me tiene sorprendido, como el fan obsesivo que persigue a sus estrellas: en diciembre de 2006 me los crucé en la Feria de Cali, donde llenaron el teatro municipal Jorge Isaacs, en enero de 2007 nos topamos en el Carnaval de Pasto donde fueron anunciados como una de las orquestas más importantes del país y es cierto. Ya el 21 de mayo en el primer concierto de salsa al parque me los crucé en Villavicencio en una medio de una crisis personal terrible…

Entonces ya no sé si conectar la música de La 33 con buenos o con malos recuerdos, sólo sé que me los gozo, que me gozo la vida y que ellos tienen razón:

“ya estoy cansado de cantar canciones de amor
ellas solo hablan de despecho y de traición
pero pocas hablan de la rumba y del sabor
que te traigo yo
que rico que rico bugaloo bugaloo bugaloo
que rico bugaloo
que rico que rico bugaloo bugaloo bugaloo
que rico bugaloo” (La 33)

Foto: Público en el concierto de La 33 en la Plaza del Carnaval. Pasto, Nariño. Enero de 2007

Los invito a visitar su sitio oficial http://www.la-33.com/ que la gocen y esperemos atentos el lanzamiento de su segundo CD.


Foto: Autorretrato. Villavicencio, Meta. Abril 21 de 2007
Publicar un comentario