miércoles, julio 11, 2007

NIHILISMO EGOÍSMO Y LITERARTURA

Foto: Mi abuela Blanca. Popayán, Julio de 2007

NIHILISMO EGOÍSMO Y LITERARTURA

Cuando escribo siempre empiezo un monólogo, como justificándome esta necesidad de trasbocar las letras que me habitan, a veces escribo a “otro“, “un alguien” que me escuchará o me leerá, un personaje al que no soy capaz de hablarle de frente y por eso me escudo en estas hojas, en estos pixeles… mi primera llegada a la literatura fue por mi incapacidad para decir te amo… pensaba que unos intentos de poemas me ayudarían, pero desde ahí nunca nadie entendió mis palabras, por difusas, por deformes, por monótonas.

Siempre me entienden al contrario, leen lo contrario a lo que escribo, cuando hago una ficción creen que es mi realidad, cuando hago una autobiografía descarnada creen que es alta estética… nos soy un genio incomprendido, pues ni genio ni incomprendido… solo sé que mis palabras no alcanzan a expresar esta avalancha que me corre pierna arriba, esta turbulencia interna que nadie se imagina, estos malestares y placeres que me habitan… tengo un cosmos interno con ganas de expresarse; a nadie le importa, lo sé, pero es MI cosmos… un microuniverso que se suda por mis dedos, por mi lengua… pero a nadie le importa… ¿Y a mí me importa que nos les importe?... realmente ya no, ellos se lo pierden, igual yo me divierto en mi palabra… como esos placeres solitarios que no se cuentan, como ese autoerotismo, donde uno lo logra todo lo que imagina…
Publicar un comentario