martes, agosto 14, 2007

AYER FUI DE COMPRAS

En Villavicencio existe un pequeño oasis en medio del desierto cultural: la Librería Atenas. Un primer piso con las innovaciones editoriales, desde literatura contemporánea, pasando por los últimos códigos, vademecums, diccionarios, libros de managfement y autosuperación; hasta Cohelo y toda su pandilla de motivadores de esperanzas ligth se venden entre propuestas de masajes zen, acupunturas tai, angeles ki y runas chi… una librería comno cualquiera aparentemente ¡pero no!

El segundo piso es un paraíso del usado donde pueden convivir textos de William Ospiana en edición pirata y original al mismo precio ¡7.000 pesos!, donde la gramática de Cuervo puede costar 25.000 pesos y donde pululan poemarios de autores regionales en ediciones decentes o indicentes, en popalibro o en periódico, con versos buenos o versos mediocres, desde dos mil pesos… que entre el diablo y escoja.. además es imperdible, en el centro de la ciudad…

Pero ayer domingo por esos extraños azares de la vida doméstica que me llevan a hacer mercado en el almacén amarillo de nombre prometedor; de paso pasé por Panamericana… y como todo buen consumista con ínfulas de lector, no me pude resistir a una serie de libros de la Editorial Quadrata.
Cómo decirle que no estas ediciones argentinas con títulos como:
Actas surrealistas, Dalí, Buñuel, Bretón.
Diccionario de Semiótica.
Michael Foucault, Glosario de Aplicaciones
.
Pero especialmente: Deleuze, Foucault, Lacan. Una política del discurso. Que en su contratapa morada tiene una invitación a la lectura tan clara como profunda, tan prístina como seductora, tan lacaniana como deleuzeana, tan foucaulniana como… mejor se las transcribo:

“La globalización no es sino la manifestación diacrónica y fenoménica de aquella operación estructural del capitalismo que consiste en la universalización de lo Uno, evitando con ello el efecto desorganizador de la “diferencia” que segrega su misma máquina discursiva.
Deleuze, Foucault, Lacan; es decir, las máquinas, el dispositivo discursivo, el dispositivo analítico son los tres términos de una operación que hemos llamado “destotalizadora”, y que permitirá situar a aquel “otro sujeto” que emerge como un resto que resiste a la universalización.”

Con semejantes argumentos ¿cómo resistirse a comprar estos cuatro libros por 9.500 pesos cada uno?
Si los leo y llego a entender algo se los contaré.
Publicar un comentario