martes, agosto 14, 2007

AL BAGAZO POCO CASO


Al bagazo poco caso” dice mi mamá para restarle importancia a lo que no tiene importancia… pero yo sí le quiero dar importancia (aunque un poco anacrónicamente) a los comentarios que recibió mi video “Santa Marta en arroyo” en nuestro lugar en youtube.

Con todo el respeto a nuestros habituales lectores y especialmente a nuestros estudiantes; transcribo dichos comentarios:

Comments & Responses
rriascos998 (3 weeks ago) Marked as spam
Por q te ries de santa marta, cachacho triple hp. si santa marta estuvo asi seguro fue porq sabia q venias, esa es la cuidad mas hermosa de santa marta, el la magia de tenerlo todo, sierra,playa,cienaga,parque tayrona son los extremos geograficos de esa cuidad, mi cuidad algo q ninguna cuidad en el mundo tiene, asi q ojala i no vuelvas
(
Reply)
rriascos998 (3 weeks ago) Marked as spam
y buena por los barcos chiquiticos, ese indio no sabe q son remolcadores
(
Reply)
rriascos998 (3 weeks ago) Marked as spam
Triple hijueputa, ojala y te mueras, yo vivo en U.S.A y amo a mi tierra y me incomoda q un come mierda como tu habla mal de mi cuidad, vete a hacer un documental en la calle del cartucho pa ver q es por
(
Reply)
edgextreme20 (6 days ago) Marked as spam
Ja ja ja ja ja, en santa marta llueve como 2 dias al año y asi de malas eres que viniste justo en uno de esos... Eso si que donde te vea te levanto a puño cachaco marica asi que por aquí ni te aparezcas por que no soy el unico que te tiene ganas malparido. ya sabes como te dejes pillar por aquí te reventamos cachaco jediondo!

rriascos998 (7 hours ago) Marked as spam
Siza hijo de puta preparate como te veamos la cara por aqui pedazo de caga playa, seguramente un costeño entubo a tu novia y la dejo pidiendo por mas como son de arrechas las cachacas mejor dicho es mas seguro que te clava a ti un costeño maricon

(hasta aquí los comentarios de los cibernautas)

Como el video habla por sí solo y sin ganas de disculpar mi característico y fastidioso tonito burlón e irónico; no sobra decir que este video fue un acto de amor con Santa Marta, donde el mar me curó ciertas heridas del alma, donde hice un performance en el hospital San Juan de Dios, donde disfruté la playa, el Rodadero y el Siruma… donde disfruté tanta belleza que no la puedo describir.

Yo supongo que sobra explicar: que no me burlo de la inundación; por el contrario insinúo una denuncia social y una venia a la fuerza de la naturaleza… que cuando empiezo diciendo: “Vamos a comprobar que no somos de malas”, me estoy burlando de mi mismo y no de la ciudad (Se supone que le hablaba a mis amigos quienes tenemos fama de estar salados, de ser perseguidos por la tragedia)… Que la historia de los barcos chiquitos es el regalo de mi viaje para mis sobrinos…

Frente a lo obvio de lo obvio solo me queda preguntar:
¿De dónde sale tanta intolerancia en la web?
¿Acaso el anonimato motiva la agresividad en el lenguaje, como los mensajes en los baños públicos?
¿Por qué se sigue insultando con desprecio por ciertas conductas sexuales?
¿Vivir en el extranjero exacerba el instinto patriotero?

Para mí es claro que las generalizaciones son viciosas (incluida ésta), que el problema no es de samarios vs. Cachacos, ni de “indios” Vs. Cultos… que el ¿problema? Se reduce a la trascendencia que le damos a las palabras, a las imágenes… que tendemos a creer que las palabras son la realidad ¡pero no lo son!, las palabras son representación de aquella pero no la sustituyen.

Fernando Vallejo en la virgen de los sicarios dice algo así como: la distancia que hay entre la palabra y la acción se llama civilización… si uno matar a todos los que dice que quiere matar, el mundo sería un cementerio…

A diario tengo estos líos con el lenguaje: en la gestión cultural y especialmente en la pedagogía. Cuando les pregunto a mis estudiantes: ¿Cuándo fue el campeonato mundial de himnos nacionales donde Colombia quedó como segundo himno mas bonito del mundo?, ¿Cuándo fue el reinado mundial de siluetas de países donde Colombia quedó de primera, como el país con la silueta mas bonita?... ellos no me responden; simplemente se indignan, se ofenden y responden con agresión: “Profe, si no le gusta el país, qué hace aquí”, “usted no quiere al país”, “usted no es colombiano”, etc…

Preguntar lo obvio, problematizar nuestra relación con el lenguaje, echar estas palabras y estas imágenes como quien tira botellas con mensajes al inmenso mar virtual, incluso para recibir estas respuestas, estos ecos lejanos; son algunas cosas que aún me divierten y me mantienen vivo el motor cerebral y la esperanza vital…

Pero bueno, como dijo mi mamá: al bagazo, poco caso…
Publicar un comentario