miércoles, octubre 07, 2009

Mochilero arrastrado Vs. Gomelo

Me he gastado la vida encontrando una definición para mí mismo, pero a pesar de mi esfuerzo en elaborar un buen discurso, la definición me llegó por casulidad de boca de otra persona.

Me dijo algo así como "qué mas se puede esperar de usted que es un mochilero arrastrado" o un "arrastrado mochilero", no lo recuerdo bien porque el momento está nublado por unos mililitros de cerveza y es bien sabido que el alcohol aflora el subconciente para que la gente encuentre la verdad que le habita.

De primerazo me sentí humillado porque el comentario fue en público, pero todo lo que pasa entre copas se deja entre copas. Siento que desde ese momento no volví a ser el mismo pues cada día me veo más como un mochilero arrastrado, así sin mucho aspaviento, sin mucha esperanza, sin mucha fe, absolutamente convencido de que el paso por esta planeta es efímero y no vale la pena perder el tiempo acumulando muchas cosas materiales. Ya lo decía el sabio filosofo "Uno se muere y nada se lleva".

Curiosamente un par de día antes, a raíz de un comentario en contra del uso de las palabras terminadas en "BILIDAD", "colombianidad", "bogotanidad", "llaneridad", me acusaron de "GOMELO" dizque por no entender que cada regionión tiene el "derecho a su propia identidad" y por mi exagerada preocupación por un tema tan irrelevante como el lenguaje, pues según ellos la "bilidad" está de moda y si la gente lo dice pues está permitido su uso, al fin y al cabo quién soy yo para "normatizar" el uso del lenguaje en esta región dende la gente necesita generar un referente de "llaneridad", entonces yo como siempre tan "hush hush", "tan creido", tan "hp", tan "gomelo".

Así las cosas, todo parece indicar que soy de una extraña clase media intelectual rechazado por los arribistas por popular y rechazado por los marginales por acomodado.

Esta situación de sánduche social me recordó un par de canciones de su santidad Silvio Rodríguez que ilustran este post.

Canción en harapos:
compuesta por Silvio Rodríguez en 1970 "cuando se debatía con mucha fuerza el papel del intelectual y del artista en la realidad de nuestro pueblo latinoamericano."

Debo partirme en dos: "hace tiempo que vengo lidiando con gente que dice que yo canto cosas indecentes... te quiero mi amor, no me dejes solo".
Publicar un comentario