miércoles, diciembre 26, 2012

Miamicencio 5: Los padres cavernícolas



Rebeca no soportaba las golpizas y los celos enfermizos de su esposo,  un cuñado de su hermano la ayudó a tramitar el divorcio con un proceso dispendioso que incluyó fotografías de los hematomas y un informe de Medicina Legal sobre una luxación y una fractura de tabique  producto de una de las acostumbradas escenas de celos.

Fercho recuerda los gritos de las peleas de sus padres y hasta las narra de forma cómica.  Sus amigos del colegio se ríen cuando imita cómo su papá agarraba del cabello a su mamá y dice  que solo les faltaba un mazo en la mano y un hueso en al cabello para parecer cavernícolas,  que sus padres son cavernícolas modernos porque tienen celular.

Rebeca ya tiene más de cuarenta años y pensó que era el momento preciso para quitarse unos gorditos.  La cirugía le salió barata y pudo armar un paquete de senos,  pómulos y nariz que borraron algunas huellas del pasado y la dejaron como de veinte.


Rebeca cree que en la cirugía le alcanzaron a operar el alma pues se siente mejor,  con ganas de salir de la casa y reiniciar su vida;  por eso no tiene inconveniente en aceptar  invitaciones a los sitios de rumba juvenil donde no pasa desapercibida.

Una noche en una discoteca se encontró a su ex esposo quien compartía con un grupo de amigos y muchachas,  se cruzaron las miradas y a los cinco minutos él salió solo del lugar.

A los ocho días era el cumpleaños de Rebeca, el padre de Fercho los invitó a almorzar a un buen restaurante.  La abuela debía sacar a Fercho temprano del colegio para alcanzar a llegar a la cita y Rebeca tenía un permiso especial de su jefe para no ir a trabajar ese día.

Rebeca estaba retrasada y la abuela no pudo escuchar bien cuando en el noticiero radial del medio día informaron la extraña muerte de una mujer en su apartamento,  quien apareció en su cama con cinco tiros en el pecho y uno en la frente,  los vecinos habían avisado a la policía cuando escucharon el tiroteo.

El padre de Fercho escogió   el día del cumpleaños de Rebeca para asesinarla en la misma cama donde unos años antes acostumbraban a dormir juntos.
Publicar un comentario