miércoles, marzo 13, 2013

Miamicencio 17: Kent y la Barbie



Tatiana es nieta del primer gobernador electo por voto popular,  un gamonal tradicional de la región que simbólicamente le heredó el puesto desde que ella tenía diecisiete años y quedó embarazada. Pero a Tatiana no le ha ido bien en las últimas elecciones,  el abuelo no le dijo que esa herencia le exigiría ganarse ciertos sectores de la población.

Cuando cumplió treinta años,  su hija Thalía cumplió trece en los que ha vivido todos los caprichos que la familia le da para compensar su  falta de padre,  diariamente recibe dinero que no gasta en el colegio pero ahorra para usarlo en fiestas los fines de semana.  La niñera le alista la ropa y la maleta y las fiestas se convierten en fines de semana de rumba en las fincas de sus amigos.  El lunes al lavar la ropa la niñera descubre en qué consisten las fiestas de Thalía,  pero no le comenta a doña Tatiana desde aquella vez que la gritó y la amenazó con echarla del trabajo por comentar lo que nadie le había preguntado.  Thalía no tiene pudor al publicar en internet la fotos de sus fiestas,  sus amigos y sus borracheras.  Colecciona amigos virtuales  que se vuelven reales en los concursos de prendas  o escondidas rusas en los rincones de las fincas que frecuentan.

El día que Thalía le pidió dinero a Tatiana para ir a visitar a un amigo a Estados Unidos,  discutieron tanto que Thalía amenazó con demandarla por maltrato infantil.  Tatiana sabe que su hija es capaz de eso y cosas peores y que en época preelectoral lo que menos necesita es un escándalo familiar,  por eso le dio el dinero para un viaje de cinco días a Miami.

Cuando estrenó la cirugía de glúteos, cintura y senos;  Tatiana consiguió un novio de veinticinco años con el nombre  y el porte de Kent el novio de la Barbie,  tal como lo había soñado desde niña.  Kent  empezó a frecuentar la casa y a pasar fines de semana que se fueron alargando hasta convertirse en una residencia permanente.

Tatiana siempre evitó llevar a sus parejas a la casa por miedo a que su hija los rechazara,  pero ve con agrado la amistad que Thalía y Kent establecieron. Thalía no ve en Kent al novio de su madre y lo seduce diariamente con gestos y piyamas que le muestra en un juego de miradas que él decide seguir.  En un viaje de Tatiana,  Thalía decidió quedarse en casa, vestirse con la ropa de su madre y acostarse con Kent. 

Cuando Thalía cumplió catorce años Kent le regaló una noche muy especial,  aunque tuvo que madrugar para regalarle una mañana especial a Tatiana.  La casa era un escenario de guerra fría donde las dos mujeres se disputan los mejores ratos con el mismo hombre,  la niñera ve todo pero no comenta nada para no perder su trabajo.

Dos meses antes de los quince años de Thalía,  Tatiana queda en embarazo y le hacen una entrevista en el periódico regional,  en ella habla de la felicidad de su hogar y de los planes que tiene para las próximas elecciones.  El periodista le pregunta si le gusta que la llamen “la eterna candidata Miamicence”,  pero ella responde que prefiere ser la “mejor alternativa de la mujer Miamicence”  y que en las próximas elecciones será la vencida.

Ninguna entrevista contará que al descubrir el embarazo de su hija y para evitar los comentarios,  Tatiana decidió obligarla a abortar y la envió a estudiar a Estados Unidos.  Kent se cansó de ser el novio de la candidata y se fue del país con todo lo que ahorró viviendo con Tatiana.

Pasados diez años Thalía regresará a Miamicencio con un MBA en administración y se enfrentará con su madre Tatiana en las elecciones por la gobernación. 

Thalía será la primera mujer en ejercer la gobernación de ese departamento y tendrá como bandera la educación juvenil y los derechos reproductivos de la mujer.
Publicar un comentario