viernes, marzo 29, 2013

Nelson Camayo en PortalEscena.com

Entrevistamos a Nelson Camayo en el Teatratro Nacional de La Castellana en el marco de la temporada de María Barilla.

El tipo es humilde y amable,  entiende que además de arte,  la actuación es un trabajo y eso le ha permitido brincar del teatro a la TV y al cine.

Hablamos de su juventud en un barrio de Ciudad Bolívar donde estuvo cercano a las pandillas juveniles pero encontró un taller de teatro en un salón comunal que le ofreció el camino por el cual seguiría su vida hasta ahora...  y ahí me conecté muy profundamente con él.  Me ví a mí mismo haciendo talleres,
promoviendo escuelas locales de formación artística que para bien o para mal marcaron a una generación de jóvenes en Bogotá.

Entonces resulta que a pesar del  convencimiento con el que hice todo lo que hice,   a veces me coge la duda de si tanto esfuerzo,  tanto trabajo y tanta renuncia sí sirvió para algo.  A veces me pregunto si haber sacrificado mi salud,  mi familia, mi pareja,  mi universidad y  mi bolsillo solamente por estar comprometido con el desarrollo cultural de la ciudad; valió la pena.

Entonces, mi alter ego  pesimista dice que no valió la pena si tengo los años que tengo y no tengo casa propia,  títulos etc, etc  y mi alter ego optimista dice que sí valió la pena,  que ahí hay una lista de pelados que llegaron al la ASAB,  a la Universidad Pedagógica a estudiar arte,  que ahí hay una lista de gente con una sensibilidad diferente frente a la vida,  porque uno no sale ileso del arte o que simplemente ahí hay una lista de buenos momentos que vivieron las barrios cuando hacíamos eventos.

Entonces cuando Nelson Camayo cuenta su historia desde el salón comunal de Ciudad Bolívar hasta la película El Páramo,  sin ninguna intensión de hacerse la víctima,  ni de ponerse como ejemplo,  simplemente hablando de su propia vida, de su trabajo,  donde el teatro le dio una manera de vivir,  pues no puedo evitar pensar en toda esa gente que pasó por los talleres del a UCPI  (desde 1999 hasta el  2001) por los proyectos del Sistema Local de Cultura de Puente Aranda (Desde 1998 hasta el  2008),  por los proyectos de las otras localidades y especialmente por todos los jóvenes y viejos que pasaron por las comparsas,  a todos ellos espero haberles ayudado soñar porque es la única manera de agradecerles porque me permitieron  preguntarme y cultivar la ilusión.

Nos vemos en www.portalescena.com
Publicar un comentario