jueves, diciembre 19, 2013

Recordando el ayer 1: Diciembre

Como se me van agotando las palabras,  creo que los taoístias tienen razón y uno nace con las respiraciones contadas,  cuando gasta sus respiraciones,  simplemente muere.

Y hablando se gastan esas respiraciones también,  en mi caso,  incluso las palabras escritas cuentan como respiraciones  y seguramente escribir es un camino expedito hacia la muerte,  debe ser por eso que me seduce tanto y por eso mismo que llevo tantos meses sin escribir.

Ya había dicho que ahora escribo con imágenes,  que ahora escribo miles de fotos y horas de videos para el jornal y para PortalEscena y por esa excusa,  este lugarcito virtual además de anacrónico simplemente se ve desolado.  Pero no importa,  he tenido un ataque de melancolía y me he propuesto desempolvar algunos textos aquí publicados desde ese lejano 2006 cuando empecé a buscar un refugio virtual para mi soledad y mi amargura.

Bueno,  todo esto para decir que mensualmente publicaré una pequeña lista de autolinks,  es decir de enlaces a mis propios artículos publicados en este blog,  como una forma de mirarme mirándome hacia atrás y darle contentillo a esta melancolía que siento por ese que fui y sobre todo por ese que nunca pude ser....

Empecemos con estros tres malabares con palabras:

Monopoemas:  la idea es escribir el poema mas corto,  incluso de una sola sílaba

Cuando te escucho:  un textico que abusa tanto del símil y la comparación que parece una canción escrita por Ricardo Arjona.

08:30 Puente Aranda:  Onomatopeyas ensartadas a la brava.

Y nos vemos el 19 de cada mes.

Publicar un comentario