viernes, diciembre 26, 2014

Proyecto52 Semana 7


Tomamos esta foto en el Festival Nacional de Teatro del Meta,  es la obra Memoria inútil de Polymnia Teatro,  creo que era la tercera vez que la veía.

A la derecha está el maestro Dubian Gallego,  un paisa pausado y complejo con quien me he topado en varios momentos importantes de mi vida  (aunque seguramente él no lo sabe).

Lo conocí en la inducción de los primíparos que ingresábamos a la Academia Superior de Artes de Bogotá en el segundo semestre de 1998.  Dubian era algo así como representante estudiantil a punto de graduarse y nos dio una charla de bienvenida donde palabras más,  palabras menos nos dijo que: allí no se ingresaba para "ser artista",  sino para aprender el "oficio",  que allí aprenderíamos gramática y ortografía del lenguaje teatral.  Después dijo que cuidáramos la ASAB,  que no permitiéramos que hablaran mal de ella y que protegiéramos ese patrimonio porque  "la ASAB  es cada uno de ustedes".  Y terminó con una sentencia que no he podido olvidar en todos estos años:  "Miren a su compañero de la derecha y al de la izquierda,  dentro de cinco años sólo se graduará uno de los tres".

Pasados un par de meses,  me retiré de la ASAB y tardé varios años en volver a entrar a ese edificio de la avenida caracas con calle 14,  incluso se me dificultaba verlo cuando pasaba por la avenida.

Pasado un tiempo  Dubian  se convirtió en evaluador técnico de la UEL  unidad ejecutiva de localidades del Instituto Distrital de Cultura y Turismo,  entidad con la que realizamos varios proyectos.  Yo escribía los proyectos y Dubian los evaluaba,  a veces acertábamos y ganábamos la licitación,  contratamos y ejecutamos varios proyectos culturales especialmente en la localidad de Puente Aranda.

De esa época recuerdo una reunión con los abogados de la UEL  y los evaluadores técnicos.  Nosotros  habíamos presionado el inicio de una feria cultural para hacerla en tal fecha que coincidía con algún evento local,  pero la UEL  no nos desembolsó el dinero y teníamos que conciliar la situación.  La directora de la entidad  (también paisa),  terminó diciendo que la responsabilidad era nuestra al afanarnos a iniciar sin tener el desembolso y simplemente dijo  "ustedes se embalaron"  entonces todos reímos y medio se enderezó la ejecución de ese contrato.

Después me encontré a Dubian en una capacitación para quienes ejerceríamos como interventores de esos contratos en las localidades.  Intercambiamos un par de ideas sobre los planes locales de desarrollo cultural y sobre lo que terminó siendo la Escuela Local de Formación Artística de Puente Aranda.  

Lo vi en escena en la obra infantil el Gigante de las amapolas y muchos años antes lo había visto en la Sala Kerigma con Muerte accidental de un anarquista.  Ya en 2012,  grabamos una hermosa entrevista en la sala García Márquez  (el original),  que me sirvió para conocerlo un poco más y preguntarle justamente por su trayectoria en la que lo he visto crecer y pasar por todos esos roles hasta ser ahora profesor de la misma facultad donde estudió.

Todo eso para decir que en mi disco duro habitan gigas y más gigas de videos sobre obras y entrevistas que son el contenido de PortalEscena,  en la medida que los podemos editar y publicar,  pero esa entrevista de Dubian está cordada,  es decir,  por un extraño error en la copia de las memorias al disco duro,   nos quedamos solamente con las tomas de apoyo y no con el plano general y continuo de la entrevista.

Espero algún día poder repetir la entrevista y recuperar esa información.
Publicar un comentario