martes, octubre 17, 2006

Poema Yuly Martin

Este poema no me lo dedicaron, pero si me lo compartiron por mail, una persona a la que adoro y espero no haber lastimado. Además me sorprendió la síntesis de su palabra, ahí va:


X .

Mi piel mordió lo etéreo,
en un hielo suspiro ,
saboreó tu espectro
de hombre poco ortodoxo
para estos días
ciegos de aliento.

En mis muslos
se siente aún el eco
de una respiración distante
…brisa…
estremeciendo mi centro.

Mis ojos hablaron
húmedos lenguajes
de una torre de Babel
que jamás entendió lo dicho.

Mi cuerpo
santuario mudo
aún mantiene la luz de la ceniza,
conocida en otras tierras
como evocación…
de
la nada.

Eso
es lo que queda de vos.

Hombre de utopías.

Yuly Martín
Publicar un comentario