jueves, septiembre 03, 2009

La Perla


Frente a la poesía sobran las palabras.

Quisiera contar que me gasté como tres años para entender a Calle 13. Con su "atrévete te te" me parecía un simple reguetonero, pero con el paso de los años y especialmente con sus canciones con Orishas, Alejandro Sanz y Miguel Bosé, me acerqué a un filón de sus letras.

Sanz dice que Calle 13 tiene lo que García Lorca llama "duende", que es una cosa como entre el "swing" y el "tumbao", es decir "una actitud inmanejable y honesta que brota en el escenario".

En La Perla se reúne con el "master blaster" Rubén Blades. Se encuentran en una lírica que va de la calle al soneo. Donde la ciudad es un universo de contrastes, donde el mundo es el barrio donde se crece acompañado amigos entrañables que la violencia va dejando en el camino, pero sobrevien en los grafitis. Ese universo va del amor de la madre al primer amor de niños y tantos otros detalles íntimos de esa clase media "muy rica para ser pobre, muy pobre para ser rica.

Aunque ya suene a lugar común, la estética del hip hop es un signo de la globalización.

Seguramente lo que mas me impacta es la arquitectura de barriada, tan semajante en todos los centros urbanos latinoamercanos, calles estrechas y bellos paisajes de personas en mecedoras.

En suma, una canción inteligente y honesta, una Perla que es cualquier barrio popular de Bogotá, Medellín, Río o Buenos Aires.

Que me invita a no perder la honestidad para decir:

"Yo tengo de tengo de todo y no falta ná
tengo la noche que me sirve de sabana"
Publicar un comentario