jueves, noviembre 26, 2009

El mejor (y mas cruel) cuentachistes colombiano


Ante este sinverguenza uno ya no sabe si reirse o llorar.

Sin mas comentarios.
Publicar un comentario