domingo, marzo 21, 2010

El descaro no tiene límites


Así como en las películas de acción gringas, la mejor forma de limpiar la imagen del político corrupto es ensuciar a los demás.

Ahora resulta que este terrorista de estado, reconoce cínicamente su responsabilidad en los más de dos mil asesinatos de inocentes ordenado desde su ministerio, pero con la colombiana excusa de que "los gobiernos anteriores también asesinaban", como si eso lo exonerara de su responsabilidad.

Aquí la entrevista completa.

Lo mas triste de este titular es que la "opinión pública" no se conmueva, pues a la gente le empezó a parecer que algunos inocentes serían un buen precio para lograr la "seguridad democrática", o como lo incinuó el hampón* ex ministro Fernando Londoño, "afortunadamente mataron a esos delincuentes de Soacha".

La pregunta del millón es ¿Quién va a responder políticamente por el asesinato selectivo?, ¿Los militares que solo cumplían ordenes y están saliendo libres por vencimiento de términos?, ¿El ex ministro JMS que dirigió la política de exterminio?, ¿El narcopresidente que diseñó y justificó su política de seguridad democrática?.

La historia los juzgará porque los tribunales están amangualados.

* Hampón pues me refiero a un señor inhabilitado para contratar con el estado por el millonario desfalco a Invercolsa.
Publicar un comentario