domingo, junio 15, 2014

Notículas pre segunda vuelta

Creo:

1. Que a pesar de las críticas y lecturas textuales que no entienden la ironía,  William Ospina tiene razón,  Santos es un oligarca disfrazado de demócrata que representa la clase social que ha mantenido la desigualdad social desde la "Independencia" y Uribe representa una clase social terrateniente que asociada con el narcotráfico y el paramilitarismo,  le ha quitado terreno a la clase de Santos en los últimos 30 años.

2.  Que Santos no significa la paz,  aunque sí representa la opción real de una cuerdo con las Farc y el ELN,  obviamente Zuluaga desconocerá lo adelantado en los acuerdos y no los continuará pues su negocio es la guerra.  Más allá de los urgentes acuerdos de paz con las guerrillas,  la paz será resultado de un nuevo país con justicia social.  (Hay quienes afirman que la violencia no es consecuencia de la pobreza,  pero en el caso de Colombia,  los grupos insurgentes nacieron como expresión del descontento social,  de la concentración del poder, de la inequidad y del problema agrario,  sobra decir,  que a la luz del fin del siglo XX,  eso no justifica su acción violenta contra la población civil).

3.  En el fondo la elección no será de Santos Vs. Uribe (por interpuesta persona)  sino que desde la perpectiva de la lucha de clases, será  "el pueblo"  Vs.  la oligarquía o los terratenientes.  Lo que Héctor Abad llama en paisañol  "la misma perra con distinta guasca".  Que nos pusieron contra la espada y la pared,  que nos toca escoger entre sida o cáncer y que con cara ganan ellos y con sello perdemos nosotros.

4.  Entonces tocará escoger cáncer,  votar con tapabocas,  taparse la nariz con el tarjetón en la mano o como quiera decírcele al acto criminal de votar nuevamente por un Santos y convencerse por dentro de que es menos peor que Uribezuaga.

5.  La extrema derecha en Colombia es taaaan extrema,  que un oligarca-neoliberal de derecha como Santos;  empieza a parecer un demócrata de centro.

6. Creo que hay una especie peor que los uribistas,  los uribistas regenerados,  los ginaparodystas.  Los que votaron por Uribe I  y después se quisieron desuribizar  y son peores porque o eran tontos que no conocían el prontuario de Uribe I o conocían los antecedentes de "pacificación paramilitar" en Urabá y querían reproducir el modelo en todo el país.  Ellos son coresponsables del genocido,  pero cuando descubrieron las artimañas para la segunda reelección,  se quisieron desmarcar y ahora posan de santistas no uribista.

A los ginaparodistas solo queda decirles que asuman su responsabilidad histórica al permitir la entronización de Alvaro y todo lo que ha significado para la prolongación del conflicto precisamente con su doctrina de negación del conflicto.  No sobra recordarles que Parody quedó elegida por primera vez gracias a un comercial donde Avaro invitaba a votar por ella con su reconocido tono amenazador :  "Después no digan que no sabían".

7. Creo también que los más preocupante de la polarización es que después de cuatro años no nos hemos podido desuribizar,  y Alvaro sigue manejando la opinión a favor o en contra y lo delicado de esta brecha  es que no deja espacio para los matices y así la pelea se voltea no contra el otro bando sino contra los que están en la mitad,  en los matices.

Me explico:  Los que creemos en el diálogo para alcanzar la paz sabemos que no vamos a hacerle cambiar de opinión a un fanático de "la paz sin impunidad",  incluso llegamos a creer que quienes se abstengan o voten en blanco,  estarían apoyando al uribismo,  "cohonestando con el delito";  entonces abrimos un nuevo frente de batalla y en vez de persuadir a los urizorristas,  nos vamos lanza en ristre contra los abstencionistas y votoblanquistas.

Y aunque no queramos,  esa es una de las expresiones del famoso  "quien no esta conmigo está contra mí"  o pero "quien no está totalmente conmigo no está conmigo".

8.  Concluyo:  no veía al senador Robledo ni a mí mismo promoviendo el voto por Santos,  "cohonestando con Santos el falsopositivador",  ni alineándome con toda esa gente peligrosa de la "Unidad Nacional".  Pero bueno,  la paz es un bien tan supremo que no requiere tanta higiene moral.  E insisto, tocará votar por Santos  como lo dicen  "El 99%  de los intelectuales opinadores de los medios".

El problema es que mi consabido pesimismo me dice que a pesar de eso va a ganar el Zorrismo,  por uno o medio millón de votos,  simplemente porque el discurso de la guerra es más fácil y efectista,  simplemente porque al colombiano promedio le gusta que hablen durito y le acaben los problemas rapidito a bala.

Para terminar,  algunos enlaces sobre lo que he escrito sobre la relación Santos Uribe desde el 2010.

El mejor:
Colombia la famiempresa o el show reality del cambio de mando 

Para explicar el concepto de famiempresa

Recordar que la anterior campaña también fue a punta de incentivar el miedo a las Farc para fortalecer a Santos  y otro sobre los mismo.

Sobre el santouribismo que ahora nos quieren mostrar como antagónicos.

Temas varios:  Bondad y estupidez

Y para no ovlidar que Santos como ministro de defensa es tan responsable de los falsos positivos como el patrón:

Blindar
Impunidad prepagada

Para terminar,  un poco de legitimación de la cultura traqueta.


Psdata:  La verdad es que no voy a votar,  no por abstencionista sino por por tacaño.  Mi cédula sigue inscrita en Bogotá y ya he viajado dos veces este año a votar,  entonces a mitad de mes no tengo el efectivo para pagar los peajes más caros del país,  además  ¿Con qué animo voy a gastar plata para ir a votar por Santos y perder?...  no aguanta.
Publicar un comentario